Pablo G. Figueroa: [Pasadizo]: Poesía


1er. Premio Poesía: Certamen Literario Facultad de Humanidades


...ella se sentía más feliz augurándolo que queriéndolo 
como dios manda. él era más feliz deteniéndole el pulso, planeándole el rostro. 
los amagos de entrega acechaban asustando porque no sabían cómo. 
mientrastanto, se abrazaban con delirio, sonreían; oían boleros y sonreían; 
se abrazaban, sonreían, oían boleros; mientrastanto.
-Anjelamaría Dávila


El pasadizo era un resguardo. Un descanso del interior. Solo eso. 
-Vanessa Vilches





0.

Esconderse tras el lenguaje
es parte del exorcismo.
Memoria traduce mis recuerdos
y hasta suena verosímil.
Danza el fuego detrás de las palabras.


1.

Ella lo veía pretérito perfecto
y no quería más que su palabra.
Él asumía su voz como cuerpo
escribiéndole fragmentos de mirada que dejaba. Ella,
el rostro ahora en su otra cara y él resignado a su poesía de destiempo.
Cayeron en la inutilidad del lenguaje.
Se deconstruyeron. Se resignificaron.
Abandonó la inocencia su rodeo perverso.
Fue no la compenetración como efecto
sino el malentendido como causa.


2.

Mírame. Ahora no sabemos a dónde vamos.
Estos ojos no ven más allá de los tuyos.
Estos deseos toman tus formas
y no van más allá
de las flores muertas día a día.
Mientras estamos en el mientras
desfigurémonos puros
que pronto se quebrará la madera
y quizá sean otros los ojos que te invadan.


3.

Trasnoches de soles vacíos.
Sosegado y buscándote
he decidido miro una sola Luna
para encontrarte en formas afines
de soledades compartidas.

Tras otro día en destierro
he decidido ver pasar el tiempo
y contar los lunares de tu cara
en medio de música lenta.

Si sonríes tardaré tanto que
tendré que empezar de nuevo
y esta incertidumbre será eterna.

Esta incertidumbre
es la puerta entreabierta.


4.

El juego de las flores
no se trata
de querer
o no querer.
Deshojar
cada hoja
es preguntar
si estando juntos
viviremos.


5.

Caminas a irte.
Corro a volverte.
Tú no vuelves si
no te alcanzo.
No puedo correr tras de ti.
Te sigo mirando
hasta no verte.


6.

Quietud. Nueva Luna.
La fuerza sigila al borde de la unión
o los amagos de entrega natural.
Hay una teoría del valor que no puede decirse.
Una querencia que suplanta este amor
y su silencioso destiempo. Mientras tanto.


7.

Yo te habría esperado
al borde del aeropuerto
pero decidí salir del azar
y quedarme a ver pasar el día.
Sólo espero no llegar a casa
sin antes ver tu regreso
de indescifrable andanza:
Tu danza de la tarde
la ida
el Sol cayendo
la tardanza.


8.

La distancia surge en dos formas.
Vagan las luces a mitad del camino
mientras cuento en ábacos
las salidas de la Luna.
Los encuentros lunares son en ti:
Tus fases que dictan
la noche y el día.

Aquí no estás
pero estás.


9.

Todavía no te has ido
pero extraño cuando venías.

Aquí estás
pero no estás


10.

Hay una instancia permanente
que vivimos juntos
caminando o creyendo.

Suspiros en consonancia
mientras nos fugamos
intentando ser luz de estrellas,
casi pájaros que trinan al volar.

Persiste una angustia indefinida
acompañada del amor y un hombre
o su devenir
que espera por ti.

Un pasadizo secreto
de ambivalente infinidad.


11.

Selah

*
Al fondo de este punto
hay un silencio
que recuerda
voces de la noche.

Incesantes ruidos
enmudecen.

            *
Una embriagadora melodía de aquellas palabras
resuena todavía en otras hojas blancas mientras espera
y decide a dónde ir.


12.

Silencio.
No indica ausencia
sino abundancia.
Implica ruido
necesariamente ignorado.


13.

Las formas mueren.
Desvaneciendo las formas
perecen nuestros cuerpos
y por un momento perecemos.
Nos allegamos al polvo
nos escribimos la piel.
Somos palabra. Sombra.
Vana repetición de las cosas.





14.

Nosotros
que tras seis días
no llegamos al descanso

destiempo en vela
cual trilce
destilado en ambos.

Partitura del camino
abre mares
y nos vuelve historia
a susurros de distancia.

Tesitura del camino
te sumerge, Eurídice
y te escucho en mi mirar.

Si caminara a tu lado
tonos claroscuros no faltarían
ni fuego
ni lluvia.

Toca(ría) amar
entre ráfagas de viento
entre implacables an-
danzas de signos.

15.

Cuarto creciente lugar
suspendido en el aleteo de los párpados
Oniria e Insomnio juegan
al vaivén.

Amanece.

Volveré a dormir abriendo los ojos.


16.

*
La inevitable epifanía de las aguas
disipa los colores.

*
Vigilia roja cada mañana
preludia adiós definitivo tu partida.

*
Vaho en la ventana.
Hálito saliendo de tu boca
soplo de vida cada palabra tuya.

*
Humo y ceniza.
Viento que agita el fuego o lo apaga.



17.

Hay una cámara secreta
en donde se esconde mi memoria,
una esquina atemporal
que no deja de pisar
la música escrita.
La huella indica el paso que persiste.
Se fuga, vuelve, se reinventa,
queda en el recuerdo del olvido,
fluye, muere. A pesar de todo
sobrevive
y me acoge
en los pliegues del camino
en los hilos que destejen
ecos tuyos al desaparecer.


18.

En la última ausencia perforada
tu sombra se desdobla
reposando sobre mí.
Mece su balance sobre el cuerpo
avanza sorda
oscila
cavilando llega.
Me desgarra las entrañas
y me acecha
en el grito de los árboles
en el último abrazo que nos dimos
preguntando si era posible
amarnos mejor.


19.

Una vez visto el adiós próximo en tu partida
pronuncio tu nombre invocándote.

Escribiendo tu nombre
te muero en ritos de la nostalgia.

Me abrazo a tu presencia
de este fuego en mi memoria

(de esta música de dos)

(geometría del lenguaje)

siempre dispuesta a olvidarlo todo
si es por verte una vez más.


---


El jurado compuesto por la Dra. Sofía Irene Cardona, la Dra. Yolanda Izquierdo y el escritor y editor Carlos Roberto Gómez, estimó que Pasadizo del autor Pablo G. Figueroa es merecedor del Primer Premio de Poesía en el Certamen Literario de la Facultad de Humanidades. Pasadizo constituye un proyecto de libro. Su valor radica particularmente en la profundidad, la riqueza de imágenes y el dominio del lenguaje, a partir de una voz poética que lo recorre ininterrumpidamente, prestándole, así, una gran coherencia estética y temática. A través de este espacio intersticial [mientras tanto; pasadizo], desfilan imágenes elaboradas mediante un lenguaje sencillo pero profundo, que demuestra un uso expresivo del espacio textual y del lenguaje poético.
© 2015 Convergencias Editores. Con tecnología de Blogger.