oda a la muerte | [anthony acevedo rodríguez]



Veo que has llegado
No pienso huir de ti
Te he esperado en sueños que enlazan verdades
He creado varios ritos para aclamar tu grandeza
Pero siempre veo que no mostrabas interés
Tu delicadeza forjada al momento
De milisegundos esparcidos
Muchos temen al escucharte
Yo, solo aplaudo tu llegada
Nos muestras el bendito fruto glorioso
De lo que es el vivir con un sentido
A morir sin caricia propia
Eres aventurera y seductora
Nunca te apilas a la hora de llegada
Seduciendo mi interior de gracia oscura
Déjame ser fiel seguidor tuyo
Déjame entrar a tu cámara de secretos
Y ajustarme a tus faces del dolor
Que color tan bello
Es tu traje hermoso
Tan negro, tan muerto
Tu ceremonia comienza
Con el diluvio de nubes esparcidas de odio
Un cielo quebrantado
Al llorar tantas gotas de sangre
Esparciendo el miedo de lo que será enterrado
Dando paso a la tristeza, nombrada alegría
Siempre recordaré tu nombre
Con la dulce ternura
De la caricia de una mano fría
Rozando mis pómulos
Un beso sin aire con sabor a tierra
Celebrando la vida
En la Oda a la Muerte 
© 2015 Convergencias Editores. Con tecnología de Blogger.