bajo la misma luna | [kenya soto]




Bajo la misma luna

Amor deja de seducirme con tu acento español vasco eres y pasión contienes.

¡Vale! decís que vos sos uno y otro, pero estáis unidos bajo la misma luna.

Morritos y copas de champán nos rodean en la noche helada más tu mirada constante renace sin ningún reproche.

Que guay me decís amado mi sentir.

Encontrados en la misma

Remera prestada por tus hombros que lentamente rodean mi piel. Entre miradas gemidos y una intensa confección que solo entre caricias revelan la entonación y el contenido de un libro que historias presentadas por la vida en el mundo que vos permanecéis.

Creando una velada en la oscura estación y un futuro eclipse veras en nuestra canción.

Mona me decís cuando tus párpados admiran mi venir.

En el tarro de un sueño y la epidermis acoplándose en los canvas de colores en nuestras pieles expresando el arte abstracto de sedas suaves, pinceles de caricias y un sol tatuado en tu piel que calienta mi ser.

Si tus ojos verdes color té nutren el paradigma de esta hermosa velada.

Gozar en lo prohibido de la noche y brincar obstáculos para encontrar nuestro destino en la orilla de un rio donde vemos el queso blanco en el cielo y una acción poética.

Palabras románticas que contemplan el calor de un corazón helado por estos 35 grados que me mantienen a tu lado.

Encantados de la vida donde el autor seréis vos y todo desenlaza bajo la misma luna.




Pergamino de la perdición


Eres la historia de horror escrita por Hitler, una personalidad astuta y sus vertientes dirigidas a una muerte venenosa. Son tus vestimentas como la piel de una oveja y huesos como los de un lobo, contenidas por apariencias que condenan tu existencia y una ilusión espectral plasmada ante unos ojos fijos. Eres un hechicero que viene a tomar mi alma robada por tus inducidos aullidos a la luna reflejada por al crepúsculo nocturno, porque tu alma viste de tormento y tu esencia luce honesta. Realidad o quizás mentira; no sabes distinguir tu vida porque eres un alma perdida, producto del parasito social provocando infiernos. ¡Mentira! Es tu mejor amiga y tu apellido se inclina en la hipocresía. Su hombría y ego no terminan sus historias. Noches donde labios rellenos de miel endulzaban los besos apasionados y adornaban una piel suave y brillante; ¿Cómo es posible tanta delicadeza dentro de un corazón de piedra congelado por la atónita luna azul? Quizás suprimiendo un vacío o un paradigma lleno de amor escondido



Kenya Soto nació en Arecibo. Reside desde su niñez en el pueblo de Aguadilla. Actualmente estudia psicología clínica en la Universidad de Puerto Rico en el recinto de Aguadilla. Además, fue integrante del programa “Upward Bound” por cuatro años consecutivos. Durante su participación en el programa ha recibido diversas premiaciones. En el Certamen literario de los programas TRIO ha participado a nivel isla en los últimos tres años ocupando primero y segundo lugar en cuento y poesía. Además, participó en la oratoria de español en las Olimpiadas Académicas, la cual obtuvo tercer lugar. Por dos años consecutivos. Es amante de la música clásica. Se dedica a la danza contemporánea, ballet y modelaje lo cual también se graduó de la academia Intermodel.
© 2015 Convergencias Editores. Con tecnología de Blogger.