ableísmo internalizado en los comic books de Marvel y DC | [frances zapata]




(Ableísmo: discriminación contra la comunidad impedida)

 
En Necessary Evil, Marc Guggenheim señala que el rogue gallery de Batman es uno de los más impresionantes, si no el más impresionante, de los superhéroes de DC. Guggenheim asevera que muchos de estos villanos curiosamente tienen algún tipo de deformidad. Entre estos menciona a “Penguin, Two Face, Clay Face, and The Joker […] And this physical deformity drives their evil”. Además de deformidad, muchos antagonistas también sufren de algún problema mental. Tomemos de ejemplo a dos de los némesis de Batman más famosos: Harvey Dent y Joker.

En el caso de Harvey Dent, según Batman: The Animated Series, éste sufre de bipolaridad. Esto se debe a un trauma que sufrió cuando niño. Dent le dio un puño a su bully en la escuela, y pensó que lo había lastimado tanto que tuvo que ir al hospital. El bully sí terminó en el hospital pero no por el puño, si no por apendicitis. Independientemente, Dent decidió reprimir su furia desde ese momento. La reprimió tanto que desarrolló doble personalidad: el pacífico Dent, y el belicoso Big Bad Harvey.

Cuando estaba corriendo para re-elección a Fiscal de Distrito, Dent al fin aceptó su bipolaridad. Sin embargo, este se sintió abochornado por su condición y nunca le reveló a los votantes que estaba viendo a una psiquiatra. Rupert Thorne, el líder de una ganga en Gotham, se apoderó del record médico de Dent y lo utilizó para chantajearlo. Él quería que Dent le hiciera favores a su ganga cuando fuese electo. De no hacerlo, Thorne entonces amenazó con darle a la prensa el record médico para que lo publiquen. Molesto con el mafioso, Harvey decidió pelear con él y sus secuaces. En el transcurso del combate, Dent se quemó la mitad de su cara. Al ver su cara deformada, este se traumatizó y Big Bad Harvey, su segunda personalidad, finalmente tomó control total de Dent. Desde ese momento, Big Bad Harvey se bautizó como Two Face.

Concerniendo a Joker, en el comic The Killing Joke, Alan Moore escribe el posible origen de este. El villano era un ingeniero que renunció para ser un comediante. Al no tener éxito, este decidió ayudar a dos criminales a robar la planta química para la cual él antes trabajaba, y así poder mantener económicamente a su esposa en cinta. Poco antes de reunirse con los criminales, la policía le informa al ingeniero que su esposa murió en un accidente doméstico. Él entonces quiso abandonar los planes de robar la planta química pero los dos criminales lo obligaron.

Durante el crimen, el recién viudo se lanzó en un sumidero de desperdicios tóxicos para escaparse de Batman. Como consecuencia, su piel emblanqueció, su pelo se volvió verde y sus labios rojos como la sangre. Su horrorosa apariencia física y la muerte de su familia, resultaron ser demasiado para él y se volvió loco. He aquí el nacimiento del Joker. Precisamente por su historia trágica, el villano argumenta que “[a]ll it takes is one bad day to reduce the sanest man alive to lunacy”.

Los trastornos mentales de Two Face y Joker son acompañados por apariencias físicas grotescas, deformidades. Y “their physical deformity”, como bien dijo Guggenheim, “drives their evil”. Pues no es hasta que Dent se ve en el espejo que decide ser Two Face. Y no es hasta que Joker ve su reflejo en el agua que pierde la cordura por completo. Evidentemente, hay una correlación entre deformidades, enfermedades mentales y la maldad. En su libro Why I Burned my Books and Other Essays on Disability, Paul Longmore argumenta que el hecho de que los medios de entretenimiento utilicen a los impedimentos como emblemas de maldad, puede provocar que la comunidad incapacitada sea marginada: 
Giving disabilities to villainous characters reflects and reinforces, albeit in exaggerated fashion, three common prejudices against handicapped people: disability is a punishment for evil; disabled people are embittered by their “fate”; disabled people resent the nondisbaled world and would, if they could, destroy them. In historic and contemporary social fact, it is, of course, nondisabled people who have at times endeavored to destroy people with disabilities (“Supercrip: Disability, Visuality, and the Silver Age Superhero”, 57).

En un intento de incluir a una representante verdaderamente digna de la comunidad impedida, DC creó a The Oracle, aka Barbara Gordon. Su origen, curiosamente, es narrado en el mismo comic que relata el inicio de Joker. Según la historia, el villano le disparó a Gordon y la dejó parapléjica. Aunque ella tuvo que dejar atrás su vida como Batgirl, se transformó en The Oracle, una heroína que usa sus amplios conocimientos en computadoras para derrotar a villanos. Sin embargo, en el 2011, Gordon milagrosamente volvió a caminar y se convirtió en Batgirl de nuevo. Este cambio fue un golpe fuerte para la comunidad impedida, pues, según Kathleen Hawkins en su artículo “With Great Power comes Great Disability”, The Oracle era el personaje más representativo de esta comunidad.

Cabe mencionar que tanto DC como Marvel actualmente tienen superhéroes que sufren de algún tipo de discapacidad. Sin embargo, no son representaciones realistas, pues estos tienen otras habilidades para compensar por sus limitaciones. Dr. Mid Nite de DC, por ejemplo, es ciego pero puede ver perfectamente en la oscuridad. Victor Stone, aka Cyborg de DC, sufrió un accidente que lo dejó deformado, impedido. No obstante, su padre le hizo unos arreglos mecánicos y lo convirtió en mitad humano y mitad máquina. En cuanto al universo de Marvel, Prof. X es un superhéroe parapléjico, pero telepático; y Daredevil, quien se volvió ciego por un accidente, tiene función sobrehumana de sus otros sentidos y visión radar. Contrario a estos héroes, The Oracle es una representación efectiva de la comunidad impedida. Ella no posee ningún poder para neutralizar el hecho de que es parapléjica. Simplemente utiliza su conocimiento extenso en computadoras en contra de sus oponentes.

DC y Marvel, no obstante, se han tomado la tarea de representar a otros grupos minoritarios y marginados de una manera digna. Por ejemplo, Jon Stewart (aka Green Lantern) y T’Challa (aka Black Panther) representan a la comunidad negra; Héctor y Ava Ayala (aka White Tiger) son representantes de la comunidad hispana; Miles Morales (aka Spider-Man) representa a la comunidad negra y la hispana; y Katherine Kane (aka Batwoman) y Alysia Yeoh (amiga transgénero de Barbara Gordon) son representantes de la comunidad LGBT. Es más, Marc Singer argumenta que los comic books “have the potential to become perfect vehicles for exploring minority group identity” (“Borderline Cases: Gender, Race, and the ‘Disabled’ Superhero”, 87). Es por esto que hay que plantearse la pregunta de por qué la representación efectiva de la comunidad impedida es tan escaza. Evidentemente, hay que eliminar el ableísmo internalizado y crear una representación elogiable de esta comunidad, de esta minoría marginada grandemente por la sociedad. Sin duda, una representación admirable puede contribuir a crear una sociedad más justa e inclusiva.

 



Obras citadas:
Alaniz, José. "Borderline Cases: Gender, Race, and the 'Disabled' Superhero." Alaniz, José. Death, Disability and The Superhero. Mississippi: Univeristy of Mississippi, 2014. 87-115. Print.
Alaniz, José. "Supercrip: Disability, Visuality, and the Silver Age Superhero." Alaniz, José. Death, Disability, and The Superhero. Mississippi: University of Mississippi, 2014. 26--68. Print.
Batman: The Animated Series Season One. Dir. Paul Dini. Perf. Kevin Conroy. 2004. DVD.
Hawkins, Kathlees. "With Great Power Comes Great Disability." 24 June 2014. BBC News. Document. 31 October 2015.
Moore, Alan. The Killing Joke. DC Comics, 1988. Print.
Necessary Evil: Super- Villains of DC Comics. Dir. Scott Devine. Perf. Christopher Lee. 2013. DVD.








[1] Discriminación contra la comunidad impedida
© 2015 Convergencias Editores. Con tecnología de Blogger.