Una o más personas : [Lara González Soler]

Dagens foto - 164: Save Tonight by petertandlund, via Flickr:
Arte por: Peter Tandlund

Cuando uno deja caer un celular nuevo
pierde el miedo a las alturas.
El primer rasguño,
le abre paso a los demás.
¿Y a quién carajo le importa
el segundo?

Cuando uno pierde a una persona,
esos son otros veinte.
Perder a una persona
es tenerle miedo a los lazos,
y a los hospitales
y a las citas médicas
y a las llamadas telefónicas
y a los mensajes de Facebook
y a todas esas cosas
que dejamos de temerle
cuando empezamos a ser grandes.

La primera persona
le abre paso a las demás,
y comienza el conteo regresivo,
y cualquiera puede ser el próximo,
porque muchas cosas pueden cambiar
en dos días,
de martes a jueves.

Cuando uno pierde a alguien
por primera vez
todo es posible.
Así que uno siempre
deja una luz prendida.
Tú sabes,
por siaca.
© 2015 Convergencias Editores. Con tecnología de Blogger.