Las conjugaciones del verbo amar : [Gabriela López Toledo]

Arte por Minwoo Sung

Te conozco desde el principio.
Comprendo tu manera de razonar.
No lo hagas, vas a caer.
Déjame abrigarte.
Necesitas de mí para prosperar
y aquí estaré.
Así, me vuelvo tu héroe
en cinco, cuatro, tres, dos, uno.
Yo te amo.


No es fácil estar aquí,
pero prometo no dejarte.
Aun así, me voy de tu vida
una, dos, tres, cuatro ocasiones,
hasta que en una de ellas no retorno.
Yo te amé.
No, yo te amo.


Se te hace fácil vivir sin mí,
los días pasan, y tu vida sigue.
Te enteras de la verdad y
yo no murmuro por uno, dos, tres,
para no tener que aceptarlo.
Me da envidia y trato de hacerte daño.
Pero aun así créeme cuando digo:
Yo te amo.


No, yo te amé.
No, yo te amo.


Después de uno
dos, vuelvo afligido.
Culpando al viento y al mar
de nuestra separación.
Culpando a la sociedad por mis fallos.
Tú me miras por un segundo,
y en mí no ves el amor
que yo digo, creo sentir.
Susurro que te amo por última vez,
pero no me estás escuchando.
No quieres escucharme.
Yo te amo.
No, yo te amé.


Al pasar el tiempo,
cuando mi pelo ya blanco,
todavía recuerdo.
Debí hacer algo.
Debí aceptarlo.
Debí decirlo.
Debí quererla.
Yo te amé, pero nunca tanto.
© 2015 Convergencias Editores. Con tecnología de Blogger.