Isabel Almonte: [Storm Party]

Ayer fue miércoles, el momento más desesperante de la semana, y pedía a dios; a Pachamama; a Yemayá; a quien pueda interesar, que hubiese weekend largo, porque mano, es la segunda semana de clases y todavía mi mente y mi cuerpo no han asimilado que la temporada de destrucción física se acabó. Que es el momento del año donde quieres recuperar el tiempo que perdiste los días de verano (durmiendo o haciendo lo que sea que no fuera lo que realmente tendrías que estar haciendo). Como leer la Divina Comedia o la Biblia, planificar viajes antes que se acabe el año, ahorrar, escribir un libro, pintar, desarrollar destrezas culinarias y planificar, planificar, planificar… pero lo más importante: hacer.

El rector de la universidad ha dicho que se iban a cancelar las clases de hoy y mañana: no podía esperar algo mejor. Así que ayer salí, prácticamente a celebrar que hoy no había clases (ni mañana tampoco). Lo que quiere decir que, afortunadamente, alguien me concedió mi petición. Lo que quiere decir que tendré más tiempo para leer las 40 páginas que tenía que leer para mi clase de los jueves; escribir; escuchar el Lado Oscuro y estar en mi cuarto trippin on my self esperando a Erika; esperando que me llame un jevo para irme a pasar la tormenta con él.

Pero creo que no se puede tener todo en la vida.
© 2015 Convergencias Editores. Con tecnología de Blogger.