Laura Pérez:[Fósil]


















nos mirábamos a los ojos mientras el teléfono sonaba
las cucharas continuaban su tarea
de remover el café
pero nosotros estáticos
les escupimos versos dóciles a la luna
en esta tarde salpicada de un aroma espeso

el chillido incesante
le hacia eco a tus suspiros
y tus manos
acariciaban la servilleta
manchada por tu labio superior

supe de ti
que recordaría tu voz al amanecer
el manjar de la garganta
que me tragaba antes de las seis
las horas que compartimos
en los abrazos más arduos
la sutil inclinación de tu cuello
sobre la almohada

no te vayas sin que me des
una tercera parte de ti

sin hacer de vueltas,
girasoles

fue tanto el viento
que tu frío se fue tras él
igual que tus zapatos
debajo de la cama
y las colillas de tus cigarrillos
en el inodoro.
se quedó la costra del pan
en el fregadero.
la manzana
con tus dientes tatuados
en su rojo

no tengo planes de llevarte conmigo
si no recoges los escombros
de tu chaqueta de cuero

te di todo

hasta el sucio de mis uñas
y el pus que salía de las yagas
te di cada lunar
creando collares hasta los pies
en donde te regalaba los cabetes
pero
prefieres andar descalza

las lágrimas que bajaban bajando por tu cuello
tragaban seco bajo tu sombra

te regalo un poco más de mis sentidos
para que puedas caminar sin despegarte de la tierra
sin perderte de lugar
sin que pienses que llevo
tatuada tu respiración
en mi espalda
quisiera irme
pero necesito que te vayas
caen las ramas

nunca te dije
cómo las tazas escupían el café
ni cómo el silencio
gemía en cada choque
de los utensilios
al servirme desayuno
deseando comer sola

el abecedario fue insuficiente
para decorar las pulgadas
entre bocados
y al despedirme tus fábulas
astillaban los platos sucios







© 2015 Convergencias Editores. Con tecnología de Blogger.